Esta página web utiliza cookies, propias y de terceros, para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies Abre en ventana nueva
Está en | 

Líneas Subterráneas 

Los constructores y contratistas que deban realizar trabajos en vías públicas han de solicitar a Iberdrola Distribución Eléctrica, así como a los posibles propietarios de servicios, un informe sobre la situación de sus instalaciones enterradas para la no alteración de las mismas. En aquellas zonas donde existan empresas dedicadas a la recogida de datos, información y coordinación de servicios, serán éstas las encargadas de aportar estos datos.

El contratista deberá comunicar el inicio de las obras a las empresas afectadas con una antelación mínima de 24 horas. En el caso de que las obras afecten, por proximidad o por incidencia directa, a canalizaciones eléctricas, el contratista de obras notificará a la empresa eléctrica afectada o al propietario de los servicios el inicio de las obras, con objeto de poder comprobar sobre el terreno las posibles incidencias. Se realizará conjuntamente el replanteo, para evitar posibles accidentes y desperfectos.

Todo lo expuesto anteriormente está regulado en la ITC 06, punto 4.11 del Real Decreto 223/2008 del 15 de febrero [PDF] sobre condiciones técnicas y garantías de seguridad en líneas eléctricas de alta tensión.

Cumpliendo estas instrucciones se puede evitar exponerse a un riesgo eléctrico y además disminuir incidentes en la red eléctrica.

  • © 2015 Iberdrola Distribución Eléctrica, S.A. Reservados todos los derechos.